Comentarios de Retazos y puntadas
COMPARTE ESTA ENTRADA





SIGUENOS
Síguenos en TwitterSiguenos en FacebookSiguenos en Google+Siguenos en PicasaSiguenos en YouTubeSiguenos en BloggerSiguenos en Blogger

TORTUGA COMO MASCOTA

DATOS INTERESANTES
ACUATERRARIO
ALIMENTACION
ENFERMEDADES






Alineación al centro

DATOS INTERESANTES
Nombre Científico
Trachemys scripta scripta, pertenecen a la familia de los Emídidos de Galápagos

.Zonas:
Habita la zona sur de los Estados Unidos y se ha extendido en los últimos años por casi toda Centroamérica.
En su estado natural viven en las zonas mansas de los grandes ríos, en lagos de vegetación densa y plantas flotantes o en terrenos pantanosos de orillas planas, de clima casi tropical y templado, como puede ser la región de los Everglades en la península de Florida, donde disfruta de un nivel de humedad muy alto, una densa vegetación, y una temperatura templada, estable durante casi todo el año.
Cuando despiertan de su hibernación se dirigirán a aguas pocas profundas y tratan de no alejarse mucho de donde tienen sus habitat.Llega incluso a realizar sus puestas cerca de los nidos de los caimanes, que proliferan en esa zona.
Y rápidamente, cuando llega a su fin el verano, nacen a miles de entre los detritos orgánicos, donde están depositados los huevos.

Su actividad es diurna y en cautiverio son bastante sensibles a los errores de ambientación.

Tamaño: Pueden alcanzar hasya 30 cm., sin embargo se han dado casos en los que han alcanzado más de 40 cms, pero el promedio es entre 12 y 20 cm.

Edad: Viven entre 20 y 30 años en promedio, existiendo excepciones, llegando a vivir unos 40 años aproximadamente. La vida se acorta al estar en cautiverio.
Los ejemplares jóvenes poseen una coloración más viva, la que van perdiendo hasta llegar de adultos a distintas tonalidades de marrón y verde oliva. Se les llama "orejas rojas" porque tienen una mancha roja en la parte posterior del ojo, que se borran con el paso de los años. La parte superior del caparazón, o espaldar es bajo y aplastado tiene manchas y líneas oscuras, en el pecho presentan dibujos reticulados igual que las patas y cola. Las patas anteriores y posteriores tienen membranas interdigitales.

Sexo: En las tortugas de orejas rojas el macho es más pequeño que la hembra , posee garras en la patas con mucha fuerza, son mas alargadas, las usa para acariciar a su pareja en el cortejo, las uñas de las patas delanteras son más largas que en las traseras.
La cola del macho es más gruesa y de mayor tamaño y la abertura cloacal está más alejada del cuerpo. El plastrón o pecho del macho está más arqueado hacia adentro , para facilitrale el apareamiento, sin embargo podremos apreciar bien las diferencias sólo cuando alcancen el tercer año de vida.
Los machos tienen las manchas de las orejas más grandes y de un rojo más brillante e intenso que las hembras

La especie alcanza la madurez sexual de 5 a 6 años, las hembras colocan sus huevos en la arena o tierra, con una cantidad de 10 a 20 huevos aprox. Siendo la cópula en el agua . Cuando son criados en cautividad, con alimentación abundante, sin hivernar, etc, al crecer mas rápido maduran mucho antes de lo que tardarian en la naturaleza. En las hembras también influye el ritmo de crecimiento, pero aun así necesitan más tiempo, deben pasar unos cuantos años.

Reproduccion: Estas tortugas se reproducen fácilmente en cautividad. La hembra es muy prolífica, y suele realizar varias puestas cada año, cada una consistente en entre 12 y 15 huevos. A La hembre deberamos proporcionarle un lugar donde haga la puesta, un sitio con arena con una profundidad de la longitud de su caparazón. Los huevos eclosionan a los 50-62 días si se mantienen a una temperatura de unos 26º. El macho la corteja con sus caricias y nadando a us alrededor, hasta que la hembra "se deja" y copulan, el agua no debe ser muy profunda para que la tortuga hembre respire.

Al trasladar los huevos hay que tener mucho cuidado y dejarlos en la misma posición en la que se encontraban. El mejor sistema para realizar una incubadora casera es el siguiente: Enterramos los huevos en una pequeña cubeta de plástico llena de lana de plástico similar a la utilizada en los filtros de acuarios. Dicha cubeta la dejaremos flotar en un acuario que esté lleno hasta la mitad de agua a unos 30ºC, dejando que el sistema de “baño María” se encargue del resto. El acuario deberá estar bien tapado para conservar la humedad en su interior.

Las crias deben mantenerse en acuarios con una profundidad de aproximadamente la longitud de una tortuguita, para que puedan ponerse derechas en el caso de quedar con el plastrón hacia arriba. Además debe haber en el acuario una superficie, por ejemplo rocas, donde puedan tomar el sol. La temperatura del agua ha de ser de unos 25º. El crecimiento de las tortugas depende de la temperatura del agua: a más temperatura, más rápido el crecimiento.Su primera comida la recibirán una vez desaparezca el bulto que tienen al eclosionar en el centro del plastrón (resto del saco vitelino).


Las tortugas, unas simpáticas mascotas

Una de las mascotas preferidas por niños y mayores es la tortuga de tierra. Se trata de un simpático animal cuyos cuidados no suponen un gran esfuerzo. Tener tortugas en casa resulta positivo para la educación de los niños que, entre otras cosas, aprenderán a adquirir ciertas responsabilidades como encargarse de su alimentación o del mantenimiento de su habitáculo.

Cuida a tu tortuga
Los conocimientos sobre las tortugas de tierra han avanzado mucho. Por ello, ya no es suficiente con abandonar al animal en el jardín y dejarlo a su albedrío. Estos reptiles merecen todo tipo de atenciones y son unos animales de compañía muy interesantes. Así, se puede ofrecer a una tortuga las mismas atenciones que a cualquier otro animal doméstico: alojamiento conforme a sus necesidades, alimentación nutriente y posibilidades de reproducción.

Algunas tortugas terrestres están protegidas por la ley, como es el caso de la tortuga mora (Testudo Graeca) y de la mediterránea (Testudo Hermanni). En ambos casos, está prohibida su captura y su vida en cautividad. Esto es imprescindible para que estas especies sigan poblando el planeta. No obstante, hay otras que, incluso, se pueden comprar en tiendas especializadas. Algunas de las más destacadas son: la tortuga de patas rojas (Testudo Carbonara), la de patas amarillas (Testudo Denticulata) y las tortugas de caja (Testudo Carolina).

Alojamiento y temperatura
Se ha de tener en cuenta que el alojamiento es uno de los aspectos más importantes a considerar a la hora de convertir a una tortuga en mascota. Los terrarios (recipientes con tierra) se tienen que amoldar a la cantidad y el tamaño de los animales que van a albergar.

Cuando estos reptiles son pequeños, un acuario viejo puede ser suficiente, pero al crecer es necesario comprar un recipiente de mayores dimensiones. Su altura debe ser de aproximadamente 30 centímetros para evitar las corrientes de aire. El fondo de este receptáculo se cubrirá con una capa de gravilla gruesa, rocas redondeadas y ramas secas, que aportarán comodidad al animal. Además, se ha de introducir en éste un cacito para el agua y otro para la comida. Para que el hogar de esta tortuga sea confortable, tendrá que disponer de calefacción e iluminación.

Al igual que el resto de los reptiles, las tortugas no tienen una temperatura interna constante. Por esto necesitan de fuentes externas de calor. Basta con unas lámparas infrarrojas, que permiten el calentamiento del terrario y de la tortuga sin elevar la temperatura ambiente. A pesar de todo, esto no es suficiente puesto que, de vez en cuando, hay que permitir que la tortuga reciba directamente los rayos del sol que van a optimizar la producción de vitamina D, saludable para su piel.

Por otro lado, es conveniente colocar en algún lugar del terrario un refugio y un recipiente. El primero sirve para que las tortugas puedan resguardarse ante los cambios de temperatura y para que pasen retiradas su hibernación en otoño. El recipiente, por su parte, sirve para adecuar el grado de humedad.

Cómo alimentarlas
Las tortugas terrestres pueden ser alimentadas con toda clase de verduras y frutas, como lechuga, tomate, zanahorias, ciruelas o fresas. Para completar su dieta se les puede dar un poco de carne, como hígado de ternera, carne picada, comida para perros, caracoles e insectos. Además, tienen que tomar calcio que se puede complementar con un bloque mineral o con preparados específicos.

Si se pretende que las tortugas se reproduzcan, hay que esperar a la primavera. Es en esta época del año cuando los machos pelean por lograr una hembra. Una vez fecundada, ésta excava rápidamente un hoyo en la tierra y deposita en él de seis a diez huevos. Tras dos meses, nacerán lindas tortuguitas.

Fuente : © Facilisimo.com
Articulo original y fotos



INDICE

Cómo alimentar a las tortugas de tierra


Pertenecientes al grupo de los reptiles y a la orden de las ‘testudinata’, las tortugas terrestres constituyen una de las especies más apreciadas entre los amantes de este tipo de animales. Muchas de sus variedades se encuentran en peligro de extinción y está prohibida su venta, por eso debemos comprarlas siempre en establecimientos autorizados. Las tortugas 'de caja' son las más habituales en los domicilios como mascota, aunque su cuidado y alimentación son bastante delicados.

Para empezar, tenemos que saber que una tortuga de tierra no sólo come lechuga. Debemos administrarle una dieta variada y equilibrada, que le permita vivir de un modo saludable y crecer con fortaleza. Las hortalizas, frutas y verduras, por supuesto, constituyen la base de su alimentación, por eso, te recomendamos que no falte en su comida:

  • Tomate.
  • La parte blanca del apio.
  • Calabacín.
  • Maíz.
  • Hinojo.
  • Piña.
  • Sandía.
  • Ciruela.
  • Melocotón.
  • Flor de diente de león.
  • Rosa china.
  • Setas.

Las proteínas, el calcio y el agua
Con una alimentación rica en vegetales, estamos favoreciendo la nutrición de nuestra tortuga de tierra a base de vitaminas y minerales, sin embargo, es necesario complementarla con las proteínas suficientes. Para ello, siempre es mejor recurrir a los brotes de soja, aunque algunas tortugas terrestres, sobre todo las de caja orientales, pueden agradecer algunos insectos y lombrices de vez en cuando.

Para las tortugas que están creciendo o hembras que vayan a poner huevos, es siempre recomendable incorporar a la dieta algunos suplementos de calcio para garantizar un desarrollo adecuado y sin problemas. Sólo hay que espolvorear el calcio sobre la comida. Consultaremos con el veterinario la marca comercial que más le conviene a nuestra mascota.

Es una obviedad recomendar que el agua no le falte a la tortuga, pero debemos insistir en ello. Tendremos que administrársela en un gran recipiente, para que pueda sumergirse, mojarse, bañarse, y, sobre todo, beber.

Controlar la alimentación
A menudo los dueños de tortugas caen en el error de dar demasiada comida a la tortuga. Cuando apenas se mueven o enferman, sabremos que nos estamos equivocando en la dieta del reptil. La sobrealimentación tiene como resultado tortugas poco saludables e inactivas.

En el caso de las crías, mucha comida sólo les reportará caparazones abultados que se derivan de un crecimiento demasiado rápido. Siempre es mejor que las pequeñas tortugas terrestres pasen hambre a que coman más de la cuenta.

Por otra parte, las hierbas silvestres y las flores suelen ser mucho más saludables que las hojas de lechuga. Los pastos y las flores suelen tener más fibra y se asemejan más a la dieta natural de estos reptiles. Aunque la lechuga no es nociva, no debe ser la única fuente ‘verde’ de la dieta.

Qué no deben comer
Las tortugas de tierra de origen mediterráneo nunca deben comer guisantes, judías, habas, plátano, queso o carne. No son adecuadas para un buen estado de salud. Por su parte, las tortugas de caja tropicales sí que pueden comer algo de carne, sobre todo en forma de caracoles y lombrices.

Muchas personas creen que es bueno administrar pienso de perro a las tortugas. Es un error, ya que incorporan suplementos nutritivos superiores a los que necesita una tortuga. El alimento seco para gatos puede ser adecuado en el caso de tortugas de patas rojas, siempre que no se lo demos con mucha frecuencia.

Ante cualquier duda, lo mejor es obtener la opinión de un profesional. La persona que nos vendió la tortuga nos informará de qué debemos dar de comer al animal, pero sin duda es fundamental contar con las recomendaciones de un buen veterinario especialista en estos reptiles.

Fuente : © Facilisimo.com
Articulo original y fotos


INDICE



ENFERMEDADES

Si una tortuga que se alimentaba normalmente deja de hacerlo, no es motivo para preocuparse. Estos animalitos son muy selectivos con su comida y pueden haberse cansado de un alimento, por lo que conviene ofrecer otros hasta que comience a alimentarse nuevamente. Si por el contrario, el animal se rehusa a probar bocado y se hace visible su debilitamiento es conveniente consultar a un veterinario especializado. Mientras puede elevar la temperatura del agua y darle distintos tipos de comida.

La mayoria de las enfermedades son provocadas por la falta de higiene en el agua, la falta de luz, cambios bruscos en la temperatura y deficiencia de alimentación.

Se debe observar el comportamiento de la tortuga, sus excrementos, si tiene los ojos hinchados, si no quiere comer, su repiración, si tiene tos o estornudos, si el caparacion se ha reblandecido o tiene manchas blancas.

Ablandamiento del caparazón
Si el caparazón esta blando y con manchas blancas es debido a la falta de calcio y falta de luz de espectro total. Recordar, que aunque tenga comida rica en calcio(hueso de jibiao suplementos de calcio) le hace falta luz espectral o solar para asimilarla. Si ya se tiene una luz de espectro total, incrementar las horas de exposición Si el ablandamiento es ya avanzado o no ve ninguna mejoría, consulte al veterinario inmediatamente.

Decoloración de la caparazón
Exceso de vitamina A, hipovitaminosis, cloro en el agua.

Constipación
Las causas de la constipación están en la dieta. Esto es fácil de diagnosticar: si la tortuga ha estado comiendo regularmente y usted nota que no hay escrementos, pueda ser que se encuentre constipada. La frecuencia de los escrementos depende de la frecuencia de alimentación y del tipo de alimentos que ingiere. Como regla general, si usted nota que su tortuga se patea la cola con sus patas traseras y no ha hecho sus necesidades regularmente, sospeche una constipación. Póngala en un recipiente con agua tibia, el calor del agua va inducirla a defecar. Si no defeca, espere unas 5 horas y vuelva a ponerla en agua tibia. Varie su dieta, no le dé el mismo alimento todo el tiempo ya que esta es una de las principales causas de constipación

Enfermedades de los ojos
Si la tortuga mantiene los ojos cerrados, los ojos se ven hinchados y eventualmente se rehusa a comer, se puede sospechar una infección ocular. Estas infecciones son causadas por agua sucia o falta de vitamina A. Cambiar el agua más frecuentemente. Subir la temperatura a 80 u 85 grados Farenheit. Mantener la luz de bronceo encendida durante el día. Limpiar los ojos con una solución de 3% ácido bórico y 97% de agua destilada, una solución de agua con sal o sulfamethiazine. Hacerlo dos veces al día. Aplicar la solución con un algodón o un hisopo. Tratar de abrirle los ojos para que la solucion penetre dentro del ojo. La limpieza no sirve de nada si no se asegura de que el liquido entre al ojo. Agregar vitaminas para tortuga en su comida. Si en 5 días de tratamiento no ve ninguna mejoría, conviene visitar a un veterinario.

Hongos en el caparazón
Aparece una capa blancuzca como de algodón sobre el caparazón. Si la infección esta reciente dar baños de agua tibia y salada a su tortuga por 30 minutos al día. Se deben notar mejorías en un par de días. Se pueden eliminar con un tipo de crema (fungarest) o con "betadine". Tus tortugas tendrán que estar 10 horas al día fuera del agua (como mínimo), ya que los hongos se desarrollan bien en la humedad. Si después de una semana no se ve ninguna mejoría, consultar inmediatamente a un veterinario.

Infecciones respiratorias
Síntomas: mucosidades o liquidos que le salen de la nariz, respiración con la boca abierta, nada de lado o inclinándose hacia un lado, falta de actividad y falta de apetito. Soluciones: Si la infección respiratoria esta reciente mantener la habitación bien cerrada para que no entren corrientes de aire ni vientos. Mantener el agua a una temperatura de 80 a 85 grados Farenheit, este es el factor mas importante que ayudara a su tortuga a atacar la enfermedad. El calor refuerza el sistema inmunológico natural de la tortuga. Si se tiene más de una tortuga, hay que separrala de las otras ya que estas infecciones son muy contagiosas. Si no se ve ninguna mejoría en 5 días, llévela inmediataente al veterinario.

Sobrealimentación
En cuanto a la cantidad de comida que tiene que tomar es relativa, pero como guia se puede decir que para las más pequeñas (menos de 2 Cm) darles 2 veces al dia una cucharadita de te con comida. La idea es que se si se demoran más de 10 minutos en comerla, se saca la comida restante y se les baja un poco la porción.
Para saber si una tortuga está en su peso ideal, se puede usar esta fómula :
largo de la tortuga multiplicado por 2.(R=Largo*2)
A ese resultado se le suma el 20%
(R2=R*1.2)
El Peso es el resultado anterior multiplicado por 10 (Peso=R2*10)



INDICE



Superficie:
En cuanto al tamaño del recinto, lo más grande es lo mejor. Estas tortugas crecen muy rápido en sus primeros años, por lo que conviene empezar en grande.Este debe ser lo bastante grande como para que las tortugas puedan moverse libremente, el agua debe tener como profundidad por lo menos el largo de la tortuga, para que en caso de que se caiga de espaldas pueda darse vuelta. Además debe tener un lugar seco donde las tortugas puedan descansar (lo bastante grande como para que se acomoden todas las tortugas). A nuestra (s) tortugas debemos proporcionarles un acuaterrario acorde a su tamaño, lo importante es que tenga espacio para nadar libremente, (el agua debe tener como profundidad por lo menos el largo de la tortuga, para que en caso de que se caiga de espaldas pueda darse vuelta) y también un sector terrestre (para calentarse, tomar sol y evitar infecciones de hongos y bacterias por el ecceso de humedad.Esta parte terrestre debe ser lo bastante grande como para que se acomoden todas las tortugas, y estar ubicada de tal forma que les sea fácil acceder a ella, dejando una altura de unos 20 cm. al borde superior del acuario
Para un individuo de 13 cm. un recinto de 100 litros (92x35x45 cm. aprox.) es lo mínimo.

Filtro:
Además se debe contar con un buen filtro de agua para mantener el agua en condiciones adecuadas. De lo contrario se debe limpiar el acuario y cambiar el agua 1 vez por semana como mínimo.El agua se ensucia demasiado con la comida y los excrementos, por eso hay que limpiarla con regularidad. Es importante considerar que un filtro retiene los elementos sólidos, pero no limpia el agua, nosotros deberemos encargarnos de esa tarea.

Iluminación:
Las tortugas necesitan los rayos UV para asimilar los nutrientes esenciales para su vida ,para fijar el calcio a los huesos y al caparazón. Si se las aloja en una recinto interior, es indispensable es uso de un tubo UV para reptiles. Debe ser de espectro total y en las mismas tiendas de mascotas venden unos techos para acuarios que traen la conexión para una ampolleta.
El fotoperíodo debe ser de 12 horas en verano y 8 en invierno.
No debe usarse luces negras ya que dañan la vista de las tortugas.
-En buen tiempo se puede acercar el acuario a una ventana bien soleada para que las tortugas se calienten (esto es suficiente). En época fría es necesaria la bombilla.

Temperatura:
La temperatura del agua debe estar entre 18º y 25º C. La tempratura ambiente debe ser de entre 20º y 30º, pudiendo ascender hasta los 35º en el área de reposo. Esto es muy importante porque las temperaturas correctas estimulan el sistema inmunológico del animal y lo ayudan a prevenir enfermedades y favorecen su digestión.
Para obtener dichas temperaturas en el agua se recomienda el uso de calentadores sumergibles de acuario. En el area de descanso se puede colocar un spot de la cantidad de watts necesarios para mantener la temperatura indicada. El agua debe llevar anticloro y nunca expeler mal olor. Aunque las tortugas pueden soportar una temperatura mínima de 15º y una máxima de 35º, no es aconsejable llevarlas a los extremos. Sin calentador las tortugas se limitaran a vegetar semidormidas, no creceran y apenas tendran apetito, además de que sus defensas disminuirán y serían más sensibles a las enfermedades

Decoración:
Se puede hacer esta estructura con trozos de cristal pegados con silicona y cesped artificial. Es conveniente disponer una pequeña rampa para facilitar su salida del agua y desgastar los bordes cortantes del material utilizado. La zona seca se puede decorar con algo de cesped artificial y alguna piedra. Se pueden colocar plantas de acuario o plantas naturales (que no sean tóxicas), pero hay que pensar que tambien se las pueden comer, por lo que igual no duran mucho y ellas pueden sufrir obstrucciones. No debemos poner grava para acuario en el fondo, ya que se la pueden tragar y les haría daño.



INDICE

2 comentarios:

  1. Considerando que se han cogido los contenidos de mi pagina http://www.belonweb.com/ creo que deberia habermelo comunicado, y por otro lado por lo menos indicar la fuente y un link hacia las paginas de donde proviene la información, ya que veo que los artículos de facilisimo.com estan referidos, que por cierto, en su dia se les pidio permiso para su publicación.
    Hay buenas maneras de hacer las cosas y no cuesta mucho.

    ResponderEliminar
  2. A la hora de la alimentación es importante encontrar una comida que le guste a la tortuga, a la mía le doy una alimentación ecológica que le compro en www.ecomarket.es/alimento-para-tortuga-de-tierra, y le gusta mucho y le sienta muy bien.

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Recibe por correo esta pagina

Seguidores